• Comprueba la temperatura del agua

    Antes de meter a tu pequeño en el agua, asegúrate de que esta tiene una temperatura adecuada. Los especialistas recomiendan que la temperatura sea de 35ºC a 37ºC. Puedes confirmar que el agua esté bien para tu bebé, mojándote un poquito el codo.

  • Cuida su piel

    No es necesario que bañes a tu bebé todos los días ya que (especialmente cuando son recién nacidos), su piel es muy sensible y se irrita con facilidad. Puedes hacerlo cada 2 o 3 días y el resto asearlo bien, ayudándote de una esponja húmeda. ¡Importante, mamá! Utiliza productos especiales para el baño como los geles y champús de Dulces. Te ayudarán a mantener su piel hidratada y tu pequeño te lo agradecerá.

  • Juega con él

    Convierte la hora del baño en un momento de diversión, incluyendo algún juguete de agua. Son prácticos y agradables para ellos y así, además de disfrutar de este reconfortante momento del día, tu pequeño se divertirá y se sentirá más cómodo mientras chapotea en tus brazos.

  • Lava su cabecita con cuidado

    Una de las cosas más problemáticas durante el baño es el lavado de la cabeza del bebé. A menudo les entra agua en los ojos y les molesta o se asustan. Si esto sucede, utiliza una esponja húmeda y pásala suavemente por su cabecita. Para evitar que sienta miedo las primeras veces, puedes probar a echarle un poquito de agua en la cabeza, para que se vaya acostumbrando a la sensación.

  • Haz que disfrute del final del baño

    ¡Se acabó el baño! Sacar al pequeño de la bañera siempre es delicado. Asegúrate de que esté bien sujeto entre tus dos manos, para evitar que resbale. Para finalizar con éxito la "hazaña" del día, no olvides secarlo bien, dándole suaves toquecitos con la toalla en su cuerpo y pelo, así además, evitarás tener que usar el secador.

    Por último, te aconsejamos acompañar el final del baño de tu bebé con un masaje relajante. Los aceites de Dulces son perfectos para ello, permitiéndote mantener la piel de tu bebé siempre hidratada después del baño.

Estamos seguros de que lo harás genial, mami. ¡Que disfrutéis del baño!

Nuestra marca Dulces cuenta con una amplia selección de productos de higiene y cosméticos para bebés.

Desde originales fragancias elaboradas con ingredientes naturales y delicados olores; pasando por talcos líquidos y cremas protectoras e hidratantes para el cambio del pañal; así como cepillos de dientes, chupetes, biberones... hasta productos relajantes más especializados y una exclusiva línea para pieles atópicas, con productos que ayudan a hidratar y restaurar la barrera natural de la piel de los más pequeños, evitando su irritación. Lociones corporales, champús relajantes, geles de baño... Sea lo que sea lo que estás buscando, aquí podrás encontrarlo.

¡Entra y echa un vistazo!