Por fin pasó la época del no, ahora el niño se siente más seguro de su individualidad... ¡aunque puede que todavía tenga alguna rabieta!. Su ritmo de crecimiento es más estable que en los años anteriores. A los tres años comienza la segunda etapa de la Educación Infantil, y para muchos niños es el momento de ir al cole por primera vez. Aunque haya ido antes a guardería o escuela infantil, necesitará un periodo de adaptación. Durante esta etapa el niño disfruta de sus iguales, y también de los niños mayores, a los que observa e imita.

Juego simbólico

Para el niño se abren las puertas del mundo de la fantasía. Los objetos concretos que le rodean se pueden transformar en lo más variado, con tal de poder vivir sus historias. Mediante el juego asimila la realidad: si hay obras en su calle, jugará en casa a las obras; si va al médico, luego recreará la escena con sus muñecos... Su habitación se convierte en una especie de universo mágico, donde todo cobra vida, sus coches, las muñecas, y hasta los cojines. Esta época durara hasta los seis años, aproximadamente.